Fran.gh

Cannabis Alrededor del mundo: Muchas formas de usar una planta.

8 posts in this topic

Cannabis alrededor del mundo : Muchas formas de usar una planta.

El cannabis es la sustancia ilegal más extensamente usada en el planeta; una hierba recreacional y medicina poderosa, es usada en todos los continentes y por casi todas las culturas, etnias grupos y sociedades alrededor del globo. De acuerdo con datos de la ONU, el uso del cannabis trasciende religión, raza, grupos de edades, extracción social e inclusive estatus económico. Desde las favelas de Rio de Janeiro hasta los rascacielos de Manhattan, desde los shanti-towns de Johannesburgo hasta los suburbios ricos de Londres, Madrid, Paris o Roma, el cannabis es consumido todo los días por un muy diverso rango de propósitos, y de muchas formas distintas.

La forma más común de usar el cannabis es a través de la combustión, al fumarlo, pero el cannabis puede ser vaporizado, o ingerido, o inclusive aplicado a través de la piel. En esta corta serie de tres articulos analizaré las formas en las que el cannabis es consumido, y como estas formas están relacionadas a distintas partes del planeta.

Parte I: Aplicación cutánea, comida, bebidas y vaporización.

Parte II: Fumando cannabis puro.

Parte III: Cannabis mezclado con tabaco.

Franco.

Green House Seed Co.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cannabis alrededor del mundo parte I: Aplicación cutánea, comida, bebidas y vaporización.

YzAe5.jpg

Aplicación cutánea

La aplicación del cannabis a través de la piel es una técnica muy antigua, desarrollada hace mas de cuatro mil años en China y en el Lejano Oriente, y luego virtualmente adoptada por todas la civilizaciones. Del cannabis se obtenia una tintura con el uso de aceites naturales, luego se aplicaba a través de la piel como un antiinflamatorio para un gran espectro de condiciones. Las tinturas de cannabis y aceites fueron muy populares hasta hace poco, cuando la comunidad medicinal desarrollo un modo más preciso de dosificar y dar los cannabinoides deseados en la proporción deseada. A esto se lo llama “patch-delivery” (parches de entrega), y es la última y más avanzada forma de administrar cannabinoides a los pacientes sin los efectos secundarios del fumar. La técnica esta siendo promovida por Patch-tech, una compañía americana que patentó el primer parche de cannabis que puede ser aplicado sobre la piel, y que lentamente administra cannabinoides gracias a una solución oleosa que penetra a través de la piel y hacia el torrente sanguíneo. Ésta tecnología todavía está siendo desarrollada, pero creo que pronto será adoptada por la mayoría de las instituciones medicas que trabajan con cannbinoides como un método estándar de administración. Es segura, fácil de controlar y efectiva, aunque todavía un poco cara de manufacturar. Pero los costos bajarán a medida que el uso se incremente.

Ingestión a través de la comida

El cannabis es una planta aromática, y su aroma ha inspirado a la gente a cocinar con ella desde el mismo comienzo de su uso. La primera evidencia de la cocina cannabica viene otra vez desde China, donde el grupo étnico Yang-Shao solia cosechar semillas de cannabis para hacer una suerte de gachas, para luego asarlas sobre el fuego. Las semillas eran consideradas tan importantes que inclusive se introducían en las tumbas de los ricos y poderosos para ser utilizadas luego de muertos. Más tarde los Chinos aprendieron a moler las semillas para producir aceite, una técnica todavía en uso hoy en día. La gente ha estado haciendo aceite y cocinando con él desde entonces por que las semillas son muy nutritivas y son la mayor fuente conocida de ácidos grasos omega-3 y omega-6, y una fuente significativa de vitamina B y E, calcio, magnesio, potasio y proteínas. El aceite de semillas de cannabis es efectivo para tratar enfermedades de la piel, artritis y para bajar el colesterol.

Las semillas son versátiles, pueden ser molidas hasta lograr una harina para hacer pan o para enriquecer comidas. Pero las semillas no contienen cannabinoides, necesarios para usos medicinales o recreativos. La resina de la planta del cannabis se disuelve en cualquier grasa animal o vegetal, pero no en agua. Así que fue en la India, alrededor de tres mil años atrás que esta técnica fue descubierta y desarrollada. Las flores del cannabis secas son molidas y hervidas a fuego lento en mantequilla o aceite, hasta que la resina se halla derretido en la grasa. El secreto es mantener la temperatura debajo de los 204 grados Celsius para evitar que el THC se degrade. Luego de filtrar el material verde que queda, la mantequilla o el aceite pueden ser utilizados para cocinar casi cualquier comida, y pueden ser incluso consumidos crudos.

Comenzando en los 60´ el movimiento hippie trajo un verdadero renacimiento del cocinar con cannabis al mundo occidental, todavía visible a través de Europa y America. Los “Space cake”, como son llamadas las galletas de cannabis en los coffe shops Holandeses, son una típica especialidad disfrutada por miles y miles de turistas todos los días. Y productos comestibles cannabicos son vendidos legalmente por dispensarios medicinales autorizados a través de 14 estados en Estados Unidos.

Ingestión a través de bebidas

La primera bebida conteniendo cannabinoides fue hecha en la India alrededor de tres mil años atrás, y fue llamada “bhang”. En la actualidad, es una muy popular bebida recreacional y medicinal usada en todo el país e inclusive más allá de sus fronteras. El bhang es una bebida de leche que contiene muchas especias y hierbas incluyendo cannabis, semillas de amapolas, pimienta, jengibre, clavo, cardamomo, canela y nuez moscada. Fue usada también para rituales religiosos, para inspirar a los devotos a orar.

Bebidas cannabicas más modernas incluyen tes y batidos de leche, populares en todo el mundo, porque mientras que algo de leche o grasa esté presente, los cannabinoides se disuelven en cualquier bebida.

Hoy en día otra forma de bebidas cannabicas son muy populares alrededor del mundo: las legales. Desde refrescos a cervezas, vinos y licores, el cannabis está presente como sabor, pero sin cannabinoides. Estas bebidas son populares entre los consumidores de cannabis por su sabor y la imagen que representan, inclusive si el efecto deseado no esta presente.

Vaporización

Un vaporizador es un artilugio que calienta hierbas a una temperatura en la que los aromas y componentes activos son liberados en el aire sin ninguna combustión. Durante el proceso ningún humo es producido. El vapor se ve como un fino humo, pero no contiene ninguna de las peligrosas partículas derivadas de la combustión (alquitrán y gases). Solo contiene los aceites etéreos y terpenoides liberados por la hierba. Un vaporizador de cannabis básicamente dirige un flujo de aire caliente a través del material seco para ser directamente inhalado, o guardado en un contenedor o globo. El proceso es conocido como convección .

Vaporizar plantas medicinales es una forma muy antigua de administrar medicina en el cuerpo. El primer intento de vaporizar la resina del cannabis fue conducido en 1933 por un curandero Cherokee, llamado Eagle Bill. El comenzó a vaporizar la resina usando una pistola de calor para remover pintura y un gran bowl de vidrio. El sistema evolucionó rápidamente en una pipa de vidrio llamada la “Shake & Vape” por el mismo Bill. En 1994 el primer vaporizador eléctrico fue producido en Canada, y en 1995 el “Verdamper”, un hibrido entre un vaporizador y una pipa de agua fue producida en Holanda por el entusiasta cannabico Holandés Evert. Ya en 1996, en Alemania, Markus Storz inventó el Volcano, el más exitoso y difundido vaporizador alrededor del mundo. El Volcano ha sido utilizado por muchas instituciones medicinales para suministrar cannabis a sus pacientes, y su funcionalidad medica fue testeada y aprobada por los investigadores de la Universidad de Leiden en el 2006.

Continuará…

Franco.

Green House Seed Co.

1 person likes this

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cannabis alredor del mundo parte II: Fumando cannabis puro.

ggaXh.jpg

Historia del cannabis fumado puro

El primer cannabis fumado puro documentado se dio en Asia, en el periodo entre 6000 y 4000 años atrás. Diferentes civilizaciones dejaron rastros del uso del cannabis en sus tumbas y artefactos, pero el primer consumo de cannabis puro fumado históricamente documentado fue Asia, realizado por los Escitas. Ellos solían quemar cannabis sobre un fuego mientras que se paraban alrededor para inhalar el humo. En la India, alrededor del 2000 antes de cristo, las flores secas de la planta del cannabis eran molidas y quemadas sobre carbones (fumigación) o fumado puro en pipas rectas llamadas “chillum”, las cuales son todavía muy populares hoy en día para fumar hashish mezclado con tabaco. En ese tiempo, el chillum era usado para fumar hierba pura. En los Andes de Sud America las tribus locales fumaban muchas hierbas que alteraban la mente hasta inclusive 5000 años antes de cristo en sus rituales chamánicos; ellos usaban pipas rudimentarias, pero no es seguro con exactitud cuando comenzaron a fumar cannabis. En medio oriente, antes de la introducción del tabaco alrededor del año 1500, el cannabis y el hashish eran fumados en pipas de agua llamadas “hookah” y ellas tenían un rol social muy importante. Las hookah tienen varias boquillas que salen de la cámara central. Con estos dispositivos varias personas pueden fumar juntas mientras que socializan y relajan. Los Árabes también, introdujeron la costumbre de fumar cannabis en África comenzando en el siglo XI, y para el siglo XIII era ya una tradición consolidada; pronto los Etíopes comenzaron a diseminar el uso de un distinto tipo de pipa, el “calabash”, un bowl para fumar de terracota. En el resto de África la mayoría de las pipas eran talladas en madera o piedra. En Norte America el fumar cannabis puro es una tradición heredada de las tribus nativas, las cuales apreciaron las propiedades de la planta del cannabis bastante antes de que la colonización comenzara. Los fumadores de cannabis en Norte America siempre quisieron mantener la hierba separada del tabaco, visto como una de las razones comerciales de la prohibición del cannabis. Hasta el día de hoy la mayoría de los fumadores de cannabis en Norte America fuman su cannabis puro. En Australia se da también el mismo caso.

Pipa

Las pipas para fumar cannabis puro son usualmente hechas de vidrio, pero otros muchos materiales han sido usados incluidos huesos, piedra, mármol, metal y madera. Ellas pueden ser usadas para fumar hierba o para fumar hashish. El problema al fumar cannabis en una pipa es la relativa alta temperatura del humo al entrar a los pulmones, así que las mejores pipas son aquellas que permiten que el humo se enfríe un poco durante su trayecto desde la cámara de combustión hasta la boca, creando una calada más suave. El humo puede ser muy molesto porque hace toser a la gente, y es malo porque daña los pulmones y la garganta muy rápidamente. La principal ventaja de fumar en pipas es que no hay combustión de papel, solo humo de cannabis es inalado y nada más. Las pipas para fumar cannabis deben ser fáciles de limpiar porque los aceites de la resina y los residuos pueden provocar un sabor muy desagradable. En Asia, el Caribe y America Latina el uso de pipas tradicionales es todavía muy común.

Pipa de agua

La pipa ha evolucionado en la pipa de agua, o Bong, porque los fumadores gustan de enfriar el humo lo más posible, permitiendo caladas más largas e incrementando la posibilidad de que sean mayores. En una pipa de agua el humo viaja a través de la cámara de combustión a través del agua y luego a través de un tubo y se enfría considerablemente. Pero al mismo tiempo el humo se hace húmedo al viajar a través del agua, algo que puede tener un efecto negativo en los pulmones a largo plazo. Los bongs han sido muy populares en Norte America y Australia desde los 60 y en los 90 su popularidad creció a escala mundial.

Joint (porro)

La palabra Joint (porro) normalmente se refiere a un cigarrillo de cannabis puro, la forma más común de fumar en norte America y Australia (mientras que la palabra “spliff” indica que es un cigarrillo de cannabis y tabaco mezclado, más comunes en otras partes). Existen cientos de formas diferentes de liar un porro, acordes a el gusto personal de cada uno y sus experiencias. Hasta los 90 solo había tres tipos de papel para liar porros: papel regular, papel de cáñamo o papel de arroz. Hoy en día hay muchas alternativas saborizadas (uva, banana, fresa, melón, chocolate, coñac y muchas más), pero no son populares porque alteran el sabor del cannabis demasiado. Algunos fumadores gustan de liar porros usando un filtro de cartón, pero la mayoría de la veces el papel es simplemente liado con cannabis dentro cerrando apretadamente el lado más pequeño que es lado de la boca y mas ancho en la parte que se enciende. Durante los eventos cannabicos los concursos de liado de porros son muy populares y hay varios libros disponibles sobre como liar porros en formas diferentes y exóticas. Porros muy grandes son usualmente liados y compartidos en grandes reuniones pro-legalización alrededor del globo.

Hashish

La mayoría del hashis consumido alrededor del mundo es mezclado con tabaco en cigarrillos o pipas. Pero en Norte America y Autralia la gente que fuma hashish, usualmente no gusta de fumar tabaco. En una cultura de fumadores de cannabis que no gusta de mezclarlo con tabaco, fumar hashish es difícil, debido a su forma. La forma más practica de fumarlo es en una pequeña pipa de vidrio. Pero desde los 90 más y más fumadores prefieren hacer una pequeña bola o liar el hashish en un palo y quemarlo de la misma forma que se quema el incienso; cuando se extingue la llama, el humo se puede inhalar directamente. Esta técnica es popular en la India y es más fácil de realizar usando hashish del tipo aceitoso (Hindú, Nepalés, Pakistaní, Afgano).

Continuará…

Franco.

Green House Seed Co.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Cannabis alrededor del mundo parte III: Cannabis mezclado con tabaco.

SK8ZH.jpg

Historia del consumo de cannabis mezclado con tabaco.

El tabaco llegó a Europa alrededor del 1500 de las Américas, y en cuestión de 200 años su uso se esparció prácticamente a todas las civilizaciones en la tierra. Es uno de los primeros casos de una verdadera globalización de un producto. Algo interesante es que en casi todas las culturas donde el tabaco se introdujo, el cannabis ya estaba siendo usado, ya sea consumido en extractos o fumado. Fue solo un proceso natural para el tabaco y el cannabis ser integrados en el uso social. En Europa en particular, el cannabis ya estaba siendo usado medicinalmente cuando el tabaco fue introducido. Tal vez fue la introducción del tabaco fumado que cambió el uso de pociones, extractos e infusiones hacia la combustión.

La costumbre comenzó en las ciudades portuarias del Mediterráneo, donde los marineros fumaban el las tabernas y bares, y desde ahí se extendió prácticamente a todos lados, en un tiempo relativamente corto. En el Medio Oriente, alrededor del 1600, el tabaco se usó como trueque para especies y bienes prestigiosos de Asia provenientes del “Camino de la Seda”. El tabaco comenzó a ser usado en hookahs mezclado con hashish; y en la India comenzó a ser quemado en los chillum, para permitir una mejor combustión del hashish. Se convirtió en un ritual religioso y social con poderosas influencias en el bien estar de una gran parte de la población. En el 1700 y el 1800 el uso del tabaco se hizo muy común, y los cigarrillos empezaron a diseminarse alrededor de 1850. Durante la guerra de Crimea (1853-1856), cigarrillos de cannabis mezclado con tabaco eran liados por los soldados en el frente de Crimea, y hoy, 155 años más tarde, es todavía el método mas común de fumar cannabis en Europa y el Norte de África.

Pipa

Cualquier pipa que halla sido diseñada para fumar tabaco puede ser usada para fumar tabaco y cannabis (hashish o hierba) mezclados. Es bueno hacer notar que el hashish se quema a temperaturas más altas que el tabaco; así que pipas finas de madera no deberían ser usadas para fumar hashish, porque se quemarían. Las mejores pipas son aquellas no porosas y fáciles de limpiar, porque los residuos oleosos del cannabis se acumulan rápidamente y deben ser removidos para tener una experiencia placentera al fumar. El vidrio y el metal son los mejores materiales para hacer pipas para cannabis y tabaco, porque pueden ser limpiadas con alcohol o aceites. En África existe la variedad más grande de pipas, de las formas y diseños más distintos: desde la fina y larga pipa usada en Marruecos para el Kifi hasta las grandes hechas en las partes más ecuatoriales del continente.

Chillum

El chillum se ha convertido en una de las formas más difundidas de fumar hashish asiático (charras o cremas) mezclado con tabaco. Desde la India, su uso se ha diseminado hacia Israel e Italia en los 60´, y desde ahí hacia la mayoría de la Europa Mediterránea y África. El chillum es ideal para fumar hashish porque la temperatura en la cámara de combustión alcanza niveles más altos que en ninguna otra pipa (debido a su forma y como ha sido hecho), haciéndolo muy bueno para hashish oleoso, como los que provienen de Asia, y también para el isolator y las extracciones de cannabis hechas con butano o metano. Usualmente el tabaco es tostado con un mechero antes de mezclarlo con el hashish y fumarlo en el chillum, porque este procedimiento limpia de químicos dañinos agregados por los fabricantes de tabaco industrial y permite una combustión más suave a altas temperaturas.

Spliff (porro)

Si un “Joint” es un cigarrillo puro de hierba, un “Spliff” es por definición un cigarrillo de cannabis y tabaco mezclado. Los términos pueden variar de país en país, pero es la forma más común de fumar cannabis en Europa, el Norte de África y el Medio Oriente y millones son liados y quemados cada día. Hay incontables formas de liar spliffs, con incontables formas y tipos de filtros, En Europa la gente suele enrollar un pequeño pedazo de cartón como pieza terminal para la boca en el spliff, mientras que en Marruecos es común cortar una punta de un cigarrillo (tabaco) y usarlo para el mismo fin. En la mayoría de los eventos cannabicos como la High Times Cannabis Cup, hay concursos de liado de porros que a veces son ganados por spliffs. La mayoría de la gente se da cuenta que fumar papel es muy malo, tanto para el sabor como para su salud, así que tratan de usar la menor posible cantidad de papel cuando lian un spliff, haciéndolo de afuera hacia adentro. Algunos pocos fumadores concientes incluso saben como liar un spliff sin usar el pegamento (esa es la parte que suelta más contaminantes cuando se quema).

Blunt

Un blunt es un cigarrillo puro de hierba, liado con una hoja de tabaco, o la hoja exterior de un cigarro vaciado. Los blunts se hicieron muy populares en Norte America luego de haber sido promocionados por artistas de rap y hip-hop en sus canciones, video clips y películas, y ahora es muy común para la mayoría de los fumadores de cannabis americanos liar blunts. En lugares donde el buen cannabis escasea, los blunts aromáticos son populares: ellos vienen de todos los sabores, desde banana a fresa a coñac; pero usualmente los fumadores los usan para tapar el mal sabor de hierba de pobre calidad.

Los blunts queman lento, y usualmente duran mucho mas que los porros, haciéndolos apropiados para ocasiones sociales. También es interesante notar el hecho de que la mayoría que fuma hierba pura solamente, y no fuma cigarrillos, usualmente no gustan de darle una calada a un spliff; pero no les importa darle una calada a un blunt de vez en cuando.

En el futuro, es difícil predecir cual de todos estos métodos que he analizado en este y en los dos artículos previos de la serie, se convertirá en el más usado y cual desaparecerá. La lógica sugiere que los métodos más saludables (vaporización y la ingesta en la comida) serán preferidos sobre los más peligrosos (combustión), pero es difícil de decir. Los humanos han probado a lo largo de la historia que la lógica no es siempre buena prediciendo.

Franco.

Green House Seed Co.

2 people like this

Share this post


Link to post
Share on other sites

buen texto,

les dejo una foto de una indica cultivada por mi en exterior

Saludos[!

DSC04341.jpg

1 person likes this

Share this post


Link to post
Share on other sites

yo opino igual, lo descubri la 1ª vez que fui a amsterdam con el vulcano te hacen unas bolsas y descubri el sabor de la chees, strawberry y alguna mas con sabor intenso yo no los apreciaba en el spliff como dices aqui, en donde yo vivo los llamamos maizu y claro la combustion a nose 400º por decir algo, solo te kema la garganta.

Tengo que reconocer que como mas fumo es liao con tabaco o spliff

1 person likes this

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!


Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.


Sign In Now

About us

Strain Hunters is a series of documentaries aimed at informing the general public about the quest for the preservation of the cannabis plant in the form of particularly vulnerable landraces originating in the poorest areas of the planet.

Cannabis, one of the most ancient plants known to man, used in every civilisation all over the world for medicinal and recreational purposes, is facing a very real threat of extinction. One day these plants could be helpful in developing better medications for the sick and the suffering. We feel it is our duty to preserve as many cannabis landraces in our genetic database, and by breeding them into other well-studied medicinal strains for the sole purpose of scientific research.

Social Network

Add us on social networks